Por Carmen García Núñez*

Artículo por publicar en “La huella del Coyote” Publicación de la Universidad Xochicalco en Ensenada.

Del Blog al Vlog

Blog es el término que se les da a las bitácoras o diarios en internet que se hicieron famosas a principios de siglo XXI. Su mayor trascendencia fue que los típicos diarios privados que mucha gente solía tener en su cabecera, los mudaron a internet. De ahí surgieron muchos bloggers famosos que aun sin tener una educación formal como escritores, fueron ganando fama en la blogósfera. Algunos de los blogstars siguen teniendo fama, pero ya sin el auge de los primeros años. El vlog o videoblog, surge con la misma idea de publicar nuestras ideas y anécdotas pero ahora en video. Ha tenido mucho éxito a raíz de que los usuarios hacen sus propias producciones, sin necesidad de tener mucho presupuesto. Jóvenes creativos han ideado programas cómicos desde 2005, sobre todo en Estados Unidos como por ejemplo smosh, y capítulo a capítulo, a través de Youtube, suben sus clips de videos con algunas historias que contar.

Tv Online

A mis hijos les gusta mucho ver iCarly, un programa estadounidense que engloba la vida de tres jovencitos que tienen un programa de televisión online. El programa abarca la vida de los personajes, sus problemas como adolescentes y el show de tv online que dirigen. Los personajes tienen mucho éxito con icarly.com, incluso ha habido capítulos donde marcas importantes se han acercado a negociar con ellos la proyección de su marca en el programa. Asimismo, también tienen competencia con otros blogs dentro del programa. Digamos que icarly.com va consiguiendo fama, y con millones de visitas al mes han hecho que todos los adolescentes de Seattle se conecten a ver el show con todas sus ocurrencias de lo más divertidas. Más o menos en esa generación están los chicos de ahora. Veo cómo les gusta a mis hijos de 10 y 13 años y parece ser lo más in entre las charlas de adolescentes. Es un programa que ya no es “tan aniñado” como algunas caricaturas pero tampoco es para “grandes”. Y así, el nicho de los preadolescentes y adolescentes está cubierto.

Vlogs en México

Es raro que vea a mis hijos viendo tele. El más chico por ejemplo, le gusta tener la tele prendida, como ruido ambiental, seguramente ve Bob Esponja o Los padrinos mágicos, ya ni siquiera les pone atención. Regularmente está en internet, viendo otro tipo de videos o jugando “en línea”. Mi hijo mayor, cuando ve tele es para ver programas de History Channel (bendito sea Dios) pero lo que más le gusta ver en internet son capítulos de sus series manga favoritas, y en japonés (subtituladas) o bien, los llamados vlogs. Ambos tenían cuentas de Facebook, y como la madre que soy, una siempre anda de metiche viendo a qué le pican me gusta. Me imagino que así serán la mayoría de los chicos de la edad. Los mismos gustos, los mismos intereses. La televisión pasó a un segundo plano. Les interesa más estar conectados. Si he de saber qué está de moda entre los adolescentes, basta con entrar a su Facebook y ver qué les gusta, y qué comparten.

Pues bueno, un día, mientras escucho que están viendo videos y que realmente nunca pongo puesto atención minuciosa, mi hijo mayor me invita a ver un video con él en Youtube. ¿Por qué? Porque el muchacho de la pantalla le dijo que así lo hiciera. Lo que veo en la pantalla es a un chico típico norteño, desaliñado, parece más grande de la edad que parece tener, pero cuando habla digo, claro, si es un morro. Primero no entiendo, veo que se ríe, que habla chistoso, que la edición es rápida y cuidadosa, hace ademanes, incluso tiene un intro donde él canta y sale bailando él mismo caracterizado en distintos disfraces. Héctor Leal… Héctor Leal canta su nombre a ritmo norteño-grupero, y de pronto sale con un acordeón y sombrero, y corte a él mismo sentado frente a una pantalla verde sin la mayor escenografía o artilugios de producción televisiva.

Hector Leal Vlogs

“Los regaños de las mamás es el tema de hoy” dice. Mi hijo me ve y me replica:Mira mamá, para que te caiga el saco”. El chamaco del video actúa con su madre, y su madre hace como que lo regaña, y luego él hace la anotación: “¿Qué les pasa a las mamás cuando nos regañan? Primero nos dicen una cosa pero luego hacen otra, ¿quién las entiende?”. Todo esto lo dice con un tonito particularmente norteño, así muy gritón. Luego hace su comentario adicional respecto a lo que dicen las madres. Y así, los videos duran entre seis y 10 minutos, todos hablados de primera mano, tal vez sin guión establecido, pero como si él realmente hubiera pasado por eso con sus historias, pero entre que él hace visages, caras, muecas, actúa un esquetch con alguna tía, algún primo, suabuelita, incluso él mismo hace varios personajes a la vez, su alter ego femenino, el profesor, el alumno nerd, con sus diálogos, asimismo hace todo en su misma casa, sin necesidad de tener un estudio de grabación, ni cámara sofisticada, sólo él mismo, algo de música, una cámara, la colaboración de su familia y una computadora con conexión a internet y con eso basta.

Todo esto, con una buena edición, conjugan un show en donde les da una lección a los adolescentes de cómo son o serán los regaños de las mamás cuando tengan su edad. Al final hace una especie de reflexión para que los chamacos no cometan errores, o para que valoren más lo que tienen. La verdad yo me reí mucho, mi hijo también. A veces como que lo imita haciéndole como él, diciendo las mismas mensadas que Héctor Leal, y yo me burlo de eso. Pero para mi hijo, Héctor Leal se ha convertido en su gurú. A veces usa muchas palabras altisonantes, muy del norte

Werevertumorro

pues. La mayoría de los videos tienen un monólogo, gestos distintivos que repite en la mayoría de los videos, además usa esquetches con su familia o compas. Muy ilustrativos, siempre con temas como “Los regalos de las mamás”, “Cómo conquistar a las morras”, “Los regaños de las mamás”, “Tragedias en casas ajenas”, “Tipos de suegras” y cosas de ese tipo.

Así como existe Héctor Leal Vlog, que se fundó en el 2010 originario de Reynosa, Tamps. , existe otro que tiene más tiempo en línea llamado BenShorts, como del 2008, que es más o menos la misma fórmula aunque menos cómico. Otro vlog super conocidísimo y que es el que tiene más tiempo es el afamado vlog de Werevertumorro, de un chico de Chihuahua que lo abrió en el 2007. Todos ellos tienen entre 20 y 23 años de edad. También está el blog de NoMeRevientes, vlog de Yayo Gutiérrez, de Tuxtla Gutiérrez. Este chico también empezó hace un año, mismo que tiene un formato como el del resto, hace también caracterizaciones de sus personajes y retrata sus propios comentarios con su particular punto de vista con un poco más de seriedad. Por otra parte han salido muchos vloggers como LuisitoRey de la ciudad de México. En cuanto a las chicas, existe ChicasVlog, donde un grupo de chavas dan su punto de vista respecto a los hombres, y dan consejos en general para mejorar las habilidades sociales entre los jóvenes. Las visitas en promedio por video oscilan entre los 10 mil y más de un millón de visitas. Cada uno tiene entre los más famosos, tienen de 300 mil suscriptores a más de un millón. Si su hijo pasa mucho tiempo en las tardes en internet, seguramente conoce a alguno de estos personajes.

NoMeRevientes

Publicidad por emplazamiento como estrategia de marketing

La fama que están teniendo estos jóvenes mexicanos, por ejemplo Héctor Leal, BenShorts y Werevertomorro es tal que muchos de los adolescentes, pubertos e incluso me atrevo a afirmar que mayores de 18 años, tienen conocimiento de quiénes son. Ellos han tenido tal potencial y posicionamiento que hasta hacen giras, firmas de autógrafos y presentaciones en distintas partes de México, los tres juntos, para seguir platicando de sus anécdotas y reírse de ellas. Muy cercano está el día en que alguna empresa vea el potencial de estos chavos y les ofrezcan el llamado product placement que no es nada más queuna técnica publicitaria que consiste en la inserción de un producto o marca dentro de la narrativa del programa (mostrado, citado o utilizado por los actores). Se utiliza por lo general en medios de comunicación audiovisuales como programas y series de televisión, telenovelas, videos musicales, cine y videojuegos, entre otros.

Hay varios niveles de product placement:

ChicasVlogs

Pasivo: el producto está presente en la escena y hasta en el contexto, pero los personajes no lo mencionan ni interactúan con él. Por ejemplo, una bebida en la mesa de la lámpara.

Activo: los personajes interactúan con el producto sin mencionarlo. Siguiendo el ejemplo de antes, podríamos ver alguna persona bebiéndose la bebida.

Activo con mención: El personaje incluye en su discurso la marca del producto. Por ejemplo: Tengo ganas de un refresco mengacola

Activo con alusión: El personaje menciona algunas de las cualidades positivas del producto. Por ejemplo: ¡Qué fresca es mengacola!

Y así sutil o agresivamente pueden posicionar su marca en un mercado directo, con un nicho super bien definido. Ellos lo podrían poner dentro de su guión o en alguna parte de el escenario, o incluso traerlo como vestimenta, alguna marca reconocida que sirva como patrocinador o hasta solamente con mencionarlo bastaría, o por ejemplo, en el intro que apareciera, programa patrocinado por Mengaco

BenShorts

la. Si en estos tres chavos, están clavadas las miradas de nuestros hijos, y los ven como lo que para otra generación significaron las novelas, ahí es donde las marcas pueden hacer su agosto.

No hace falta ser guapo, ni muy inteligente para poder tener éxito en vlogs como estos. Simplemente basta con tener una visión, sentido del humor, creatividad, algo de equipo, algo de tiempo (que los jóvenes tienen mucho y de sobra) buenos amigos y apoyo de la familia para hacer de algo sencillo, divertido y fácil de hacer, un negocio grande y con mayor potencial.

* Estudió la Licenciatura en Artes en la Universidad de Monterrey. Cofundadora del sitio Ensenadita.com. Como diseñadora gráfica dirige el despacho emeestudio.com. carmen@emeestudio.com